Aires de ciudad

Por Natalia Verónica Soto Coloballes

¡Cuántas veces has oído decir a tu abuelita que “a fulanito le dio un aire” para referirse a la adquisición de alguna enfermedad derivada del mal tiempo, del cambio de temperatura o de la suciedad de un sitio! Pues, en efecto, el aire transporta contaminantes que dañan la salud humana, la vegetación y también las estructuras.