Mamá, papá, ¡no quiero ser adulto!

Por Yelitza Michelle Díaz Pineda y Elsah Arce Uribe

Cuando somos pequeños, la mayoría de nosotros sueña con ser grande, sin embargo, con el paso de los años descubrimos que ser adulto no es tan sencillo como lo imaginábamos. “A veces quisiera ser adulto, luego me acuerdo que tendría que trabajar y se me pasa”, dice una de las frases que ha despertado esta idea. Y sí, a veces es mucho más seguro –y cómodo– permanecer bajo los cuidados de mamá y papá. Hay muchos animales que al igual que nosotros están más seguros bajo la protección de sus padres, puesto que cuando esta etapa termina se enfrentan a los retos de ser adultos.

El tamaño sí importa

Por Dejanira Arizmendi Aranda, Elsah Arce Uribe

¿Alguna vez has leído frases como “el tamaño sí importa” o “a nadie le gusta tomar café en tazas chicas”? Cuando era pequeña y tomaba las revistas de mi mamá siempre había referencias al tamaño y nunca entendí particularmente a qué se referían, ¿el tamaño de qué? Llegué a pensar que era un código para que los niños y niñas como yo no entendiéramos; con el paso del tiempo comprendí a qué se referían, es un secreto que le vengo a contar a todos los que lean este artículo: se refieren al tamaño corporal.

Papás de tiempo completo: peces cíclidos

Tilapia, cílido que cuida a sus hijos dentro la boca (Foto, Dejanira Arizmendi)

Si imaginas que eres un pez payaso que vive en un arrecife de coral y que un día es capturado por unos pescadores, probablemente imagines también que tu papá saldrá a tu rescate; sin duda habrás recordado Buscando a Nemo, aquella historia que nos presentó Pixar en 2003. La película, ganadora de […]