Agujeros negros: ¿las papeleras de reciclaje del Universo?